Virginia Señaris

Fisioterapeuta y Osteópata C.O

Nací en Madrid. A los 18 años empecé a estudiar Fisioterapia.

En el año 1999, comencé a estudiar Osteopatía. Realicé los dos primeros años, en la Escuela de Fisioterapia de la ONCE, donde me empecé a enamorar de esta profesión. Tras esos dos años, continué estudiando otros 5 más, en la escuela del Concepto Osteopático MES, en compañía de algunos de mis mejores amigos con los que había estudiado Fisioterapia. Fue una época apasionante, divertida y de mucha reconexión para mi. En el 4º año de Osteopatía, me impartió clase una matrona y osteópata, conectando el concepto de ginecología y osteopatía. Esto me marcó mucho y pensé que todas las mujeres debíamos tener la oportunidad de conocer nuestro propio cuerpo, y mi formación posterior, de postgrado, fue encaminada a la ginecología, la mujer, el embarazo, el posparto y el importante tratamiento de los bebés y los niños.

La Ostepatía ginecológica, trabaja con la memoria tisular en la región urogenital y con tactos intrapélvicos. El objetivo es hacer avanzar al individuo, para que consiga una toma de conciencia que le permita encontrar su lugar. Lo realiza mediante la escucha, el tacto y la comprensión de esta zona genital y su memoria. Propia y de nuestro árbol genealógico.

Empecé trabajando de Fisioterapeuta en Guadalajara y Madrid, tanto en una mutua de accidentes de trabajo, como en la Sanidad Pública en el Hospital de la Princesa de Madrid, en Atención Primaria (ambulatorios) y especializada. Fue un camino de mucho aprendizaje, donde sentí, que podía hacer mucho más de lo que hacía; teníamos demasiados pacientes en cada hora de trabajo, y apenas me limitaba a saludarlos y ponerles aparatos. Necesitaba profundizar más con cada paciente. Con 15 minutos, en tratamientos colectivos, no era posible…

Entonces la vida, me trajo al Pirineo. Un lugar donde me he sentido cómoda, desde que llegué. Mi espíritu, necesita la conexión con estas montañas, la nieve, los ríos, el bosque… Y empezó así mi andadura en Fisiobrarbe, hace ya más de 14 años.

En este camino me he seguido formando en Osteopatía Ginecológica, Obstétrica y Pediátrica, Reiki, Kinesiología básica, Alimentación… y sigo apasionada con esta profesión.

En la actualidad me estoy formando en Osteopatía Biodinámica. Es fundamentalmente no invasiva y no manipulativa. Basada en el toque perceptual y el poder terapéutico de las fuerzas fluídicas. Éstas generan y sostienen la vida, desde la concepción, hasta la muerte. Operan e interactúan, en el momento presente, con especificidad e inteligencia, en el seno de todas las funciones fisiológicas del organismo. Cooperan con las Leyes de la Naturaleza Divina. En el abordaje biodinámico se coopera con la Salud, y no se lucha directamente con las lesiones o enfermedades. Es propio en cada paciente y permite integrar los 3 componentes del cuerpo humano (cuerpo, alma y espíritu).

 

Anuncios