Fisiobrarbe por Virginia Señaris

Mi vínculo con Fisiobrarbe comienza en el año 2003. Cuando vine a vivir por primera vez al Pirineo. Durante unos meses, estuve trabajando para la persona que en ese momento lo gestionaba, y a partir de mayo 2004, lo empecé a dirigir yo. En esos meses, me dio tiempo a conocer, a colaboradoras, que desde entonces me acompañan, y que sin ellas, Fisiobrarbe no sería lo que es ahora: Cecilia Furlan ( Chechu) como logopeda, con un concepto de globalidad y trabajo en equipo que sintonizaba completamente con mi sentir y con una formación excepcional en el campo de la neurología y la pediatría. También conocí a Emily Birch, homeópata que residía en Aínsa, y que podía complementar mi trabajo desde un punto de vista holístico.

Fue en octubre 2004, cuando ellas y una compañera, fisioterapeuta y estudiante de osteopatía, como yo, nos trasladamos al local de Fisiobrarbe, donde hemos estado trabajando hasta este año 2016. Fue entonces, cuando pudimos empezar a desarrollar nuestra profesión con total libertad y de una forma en la que teníamos claro, que funcionaba. Con tratamientos individuales, personalizados, mirando la globalidad y con tiempo para la escucha interna y externa.

Por Fisiobrarbe han ido pasando diferentes profesionales, marchó esta compañera, y llegó otro fisioterapeuta y osteópata, que ha estado hasta este mismo año. También, con mi maternidad, llegó Marta Trullenque, fisioterapeuta, que venia para unos pocos meses de baja maternal, y desde el 2011, trabaja con nosotras. Marta completa mi trabajo de osteopatía, con un enfoque de la fisioterapia más fresco y actual, habiéndose formado en punción seca, kinesiotaping, miofascial…

Muchos profesionales, han colaborado más o menos tiempo en Fisiobrarbe. Y a todos les agradezco su aportación. Nombrarlos a todos, sería largo, y no quiero correr el riesgo, de olvidarme de nadie.

Para mi han sido años de muchos regalos. Siento que la confianza y la apertura de la gente del Sobrarbe y el resto de personas que nos han visitado, han sido parte fundamental para que Fisiobrarbe, yo, y me atrevo a decir, nosotras, seamos lo que somos ahora. Sólo puedo decir gracias.

En la actualidad, tenemos un local propio, en la Avda de Ordesa nº 15 de Ainsa, construido con mucho cariño y con materiales y criterios de bioconstrucción. Ofrecemos los servicios de Fisioterapia, Osteopatía, Logopedia, Flores de Bach, Constelaciones familiares, Reiki, Reflexología podal… y clases semanales de Yoga, Pilates, Eutonía, Danza integral, Qi-gong… y talleres de fin de semana.

Desde Fisiobrarbe os invitamos a que nos visitéis.